Velero Quedó a la Deriva Tres días Iban de Nuevo Vallarta a San Blas Nayarit

*Capitán de embarcación y su compañero capitán de veleros, se quedaron sin víveres durante dos días. Pescadores del puerto de San Blas, Nayarit, los divisaron más allá de la Islas Marías y siguieron pescando, pero al otro día los vieron de nuevo por la misma zona

Por Paty Aguilar

En la Semana de Pascua 2018, el capitán de embarcaciones de motor, Luis Enrique Velazco, mejor conocido como el capitán Miguel, luego de aceptar contrato para llevar un velero desde Nuevo Vallarta hasta el Puerto de San Blas, Nayarit, invitó al también capitán, pero de veleros, de nombre Rafael, precisamente por su experiencia en este tipo de embarcaciones, pero el clima reinante en esos días, les jugo una mala pasada y a ello se sumó un desperfecto mecánico del motor de la embarcación. Ellos salieron muy temprano el jueves 5 de abril 2018 del embarcadero de Nuevo Vallarta.

El capitán Miguel, estaba esperando en el taller Nómada de Tondoroque que le terminaran de reparar su camioneta, llegamos al lugar a saludar al mecánico, Moisés Guardado y de pronto, ya estábamos platicando muy amenamente con el capitán que me llamó la atención por su rostro dorado por el sol, me supuse era pescador, pero le pregunté a que se dedicaba y fue así que supe era capitán de embarcación, la charla continuó respecto a su trabajo y fue de esa manera que el tema salió a relucir cuando le pregunté sobre si alguna vez había tenido algún percance dentro del mar.

Sí, me dijo “apenas la semana pasada, me pidieron que llevara un velero a San Blas desde Nuevo Vallarta, pero nos quedamos a la deriva durante casi tres días. Normalmente se hacen 12 horas hasta San Blas, pero nosotros llegamos en 4 días porque el motor del velero se descompuso, de hecho, ya tenía conocimiento que el motor tenia fallas, es por ello que había invitado al capitán Rafael, por si el motor no aguantaba que fue lo que sucedió, se descompuso, pero resulta que el mar estaba sin nada de aire, entonces el velero quedó a la deriva y la corriente nos empezó a arrastrar y así pasamos casi tres días”.

Y mientras qué hacían, le pregunté. Esperar, dijo, “no había de otra porque nuestros radios no tenían alcance y nuestros celulares tampoco tenían señal y luego la batería se les acabo, así que ni como avisar para pedir ayuda. Nos acabábamos los víveres, el agua y ya nos estábamos desesperando. Montamos guardias para ver si alcanzábamos a ver alguna embarcación para pedir ayuda, ya estábamos mucho más allá de Las Islas Marías”.

De pronto, dijo, al cuarto día, vimos que se acercaba una embarcación a nosotros y pues eran pescadores de San Blas. Ellos nos platicaron que un día antes salieron a pescar y a lo lejos los alcanzaron a ver, pero ellos siguieron con su trabajo, terminaron su día y se retiraron. Pero al otro día que nuevamente salieron a trabajar, observaron que el velero seguía más o menos en la misma zona y no se veía en movimiento, motivo por el cual decidieron alcanzarlos a ver si ocupaban ayuda.”

Fue de esta manera como fueron rescatados. El velero se amarró a la embarcación de los pescadores y así fue remolcado hasta llegar al Puerto San Blas el domingo 8 de abril 2018. Le pregunté si habían tomado fotografías del lugar donde había quedado y de como se elejaban de tierra, me dijo que solo una foto habían tomado, precisamente del capitan Miguel en el timón del velero antes de que este se descompusiera.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bitnami